¿Conoces tu Palabra Mágica?

Imagínate que con decir una simple palabra pudieses accesar un poder interno. Un poder capaz de llevarte a lograr lo imposible. Como si de momento pudieses transformarte en uno de los Avengers (Yo soy Thor así que búscate a otro superhéroe  lol).

Obvio que no saldrás volando ni disparando rayos por las mano, pero esta inocente palabra si tiene el poder de despertar la seguridad, la determinación, la creatividad y el enfoque que siempre haz llevado por dentro.

Por eso decidí ayudarte a que encuentres esa palabra o frase que transformará tu vida en un instante – ¡como magia!

Déjame contarte como descubrí el poder de tener una Palabra Mágica.

Hace un tiempo estaba viendo un video de Evan Carmichael, un excelente emprendedor que todo líder debe seguir. Me encanta seguirlo porque comparte historias y principios del éxito, y esto es sumamente útil cuando te sientas como que nada está arrancando.

Bueno, luego de verlo decenas de veces me di cuenta que Evan siempre comenzaba su saludo mencionando que su palabra era ‘Believe’ (Creer). Y cómo tengo una mezcla de curiosidad y OCD decidí en ese momento que no pararía hasta encontrar mi palabra.

Así que me puse mi pijama de preso (literalmente parece uniforme de prisionero), saque mi iPad, me preparé 4 litros de café y me puse a trabajar.

 

Siguiendo los consejos de Evan comencé por tomar nota de mis virtudes, mis deseos, mis metas, mis valores y mis intereses. El punto de auto-evaluarte es para sepas ‘quien realmente eres’. Luego, como siempre hago, me fui por la tangente y dije, ‘Ok. Si mañana me atragantara con una pizza de pepperoni, como me recordarían? ¿Con que palabra Oprah me describiría? ¿Que título pondrían en mi mega monumento?

 

Y pufff…. me salió la palabraRebelde.

 

No fue algo lógico, no fue calculado, y tampoco tiene que ver con mis tatuajes o mi vocabulario colorido. Simplemente era una palabra que encapsulaba mis fortalezas y mi misión conmigo y contigo. Y cada vez que la menciono mis obstáculos se vuelven insignificantes comparados con mis metas.

Ahora te toca a ti el encontrar esa palabra o frase que despierte al Hulk que vive en ti.

Usa estas preguntas como guía:

¿Que te apasiona?

¿Que es importante para ti?

¿Cual será tu legado?

¿Cuales son tus fortalezas?

¿Cual color, animal, verbo, nombre o símbolo te empodera?

¿Que cualidades positivas otros ven en ti?

¿En que tipo de persona te quieres convertir?

¿Como quieres que te recuerden?

¿Que te hace tan diferente/especial/único?

¿Que cualidad desearías despertar en ti?

 

Toma tu tiempo y analízate. Busca ese algo que te describa. Que signifique algo grande para ti. El secreto está en tus emociónes – ahí está su poder mágico.

 

Así que agarra tu palabra y úsala como armadura durante tus caídas; como espada durante tus batallas; y como trofeo durante esos momentos de gloria.

Juancho

Advertisements

Miedo al Rechazo

Hace un tiempo escribí un blog titulado ‘Los 4 Miedos’. Si aún no lo has leído, te recomiendo que le des un vistazo y luego regreses. 

Bueno, tengo que confesarte que ese artículo lo hice pensando en mi – en mi continuo miedo al rechazo. Y tu dirás ‘miedo de que si a ti parece que no te importa nada’. Si, es cierto que algunas cosas me resbalan, pero en otras es solo de la boca para afuera.

Asi es.  Hasta yo tengo inseguridades y miedos. ¿Pero quien no? Yo creo que no existe persona en la tierra que dude de si mismo en uno que otro momento. Esto es lo que nos lleva a mejorar, siempre y cuando sepamos superarlo.

(Aquí es donde el Juancho se apodera de mi. Así que ponte cómodo que el azote no durará mucho)

Mira, hay gente que se cree que expresarse es bieeeeen fácil. Que debemos resaltar nuestras diferencias con seguridad. Que pararse frente a tus colegas y compartir ideas innovadoras o controversiales lo hace cualquiera. Que confesarle tu amor a esa chica que ves en la cafetería es sencillo. Que trabajar con criticas y obstáculos es como comerse un limber.

Para mi, la gente que dice eso tiene un nombre: idiotas.

‘Claro, expresarte frente tus amigos es fácil. Jugar al lider en tu grupito de seguidores no requiere de mucho, Pero inténtalo frente a alguien que te pueda refutar y luego me cuentas lo fácil que es.’

A mi no me interesa que te quedes dentro de tu círculo social. Mi interés es ayudarte a que salga ese verdadero Tú, sin dejarte limitar por las opiniones ajenas.

Apunta:

“Nadie te define ni te limita excepto tú.”  (Aún repito esta frase como un mantra. Te recomiendo que hagas lo mismo.).

No se si eres compositor o un futuro empresario. Para lograr tus sueños necesitas tener la determinación y el valor de intentarlo. Y cuando digo la palabra valor me refiero a actuar a pesar del miedo. Siempre habrán personas que estén en desacuerdo con lo que hagas. ¿Y que? ¿Por que mejor no te enfocas en los que si se identifican contigo?

Hay muchos mecanismos para superar el miedo al rechazo. Por ejemplo:

Juancho es mi otro yo. Mi “alter ego”. Mi escudo. Es el que me permite decir lo que quiero decir. Con el me siento cómodo. Más seguro. Más atrevido. Por el otro lado, Juan Santiago es analítico. Tranquilo. Extrovertido. Mas ‘nerd’.

Es este equipo el que me ayuda a balancear lo que hago sin perder de vista quien soy y por qué hago lo que hago. Muchos artistas lo hacen; adoptan una personalidad secreta que les permite exagerar sus cualidades para expresarse libremente. Lo mismo lo puedes hacer tú….

Imagínate siendo alguien diferente. Siendo carismático. Atrevido. Seguro o segura. Imagínate qué allá afuera hay personas esperando por tus talentos y por tu sabiduría. Crea otra personalidad. Póntela como un disfraz o armadura. Vive en ella. Hasta puedes usar un seudónimo. (Así nadie se tiene que enterar que David el de finanzas es también ‘Fabio’ el misterioso novelista tántrico.)

Exprésate. Prueba tus ideas. Bueno o malo nunca tomes los comentarios a pecho. Escúchalos y usa lo que te ayude. Recuerda que mientras más alto quieras llegar, más expuesto estarás. Ponte tu armadura y enfrenta a los dragones. Tu puedes con eso y más.

Juancho

¡Pal Cara** las Resoluciones!

Llegó, llegó. Llegó la Navidad.

Temporada de fiestas, reuniones, viajes, comida, bebidas, reflexión, y sobre todo, de planear para un año brutal.

Pero que pasa…

Muchos terminan con las mismas promesas del año pasado porque se rindieron o porque ni siquiera trataron.

Así que hoy me lanzaré al fuego para recomendarte que rompas con esas resoluciones absurdas y te enfoques en darle una transformación total a tu vida.

¡Olvídate de las Resoluciones!

Aún recuerdo el día de mi ultima resolución. Fue en Diciembre del 2011, y desde ese día todo ha ido mejorando. ¿Por qué lo hice?

Porque me di cuenta que esperar por una fecha lejana es absurdo. Ahora cuando quiero algo comienzo inmediatamente sea en San Valentín, 5 de Mayo, o el día que se me explotó otra goma. Si no lo hago así, se que estoy comiendo mierda.

Aprovechando que estamos en esta temporada bonita, vamos a usar tus emociones (sean tus frustraciones o tus esperanzas) para crear un punto de partida para crear algo nuevo.

A diferencia de otros que se enfocan en una sola cosa (bajar de peso, aprender a pintar, mandar pal carajo a su jefe, etc), yo agarré una libreta y escribí un testimonio de cómo será mi vida ideal. Procura sea positivo y escríbelo en el presente aunque parezca extraño. Seria algo así:

“Amo mi vida. Vivo en el hogar que siempre quise en….. Disfruto de mi trabajo en ……. Tengo el cuerpo que siempre quise. Disfruto de tiempo de calidad con mi familia. Y me gusta saber que día a día mi vida solo se pone mejor. Etc. Etc. Etc.”

No entraré en detalles pero te aclaro que todos tenemos el poder de profetizar nuestro futuro. Siempre lo has hecho, solo que no a propósito. Déjate llevar por tus emociones y escribe hasta que te sientas satisfecho. Puedes ser específico o general. Como quiera todo irá aclarándose en el camino.

Para los que ven esto como algo fantasioso déjame educarlos para que no caigan en ridiculo. Tu cerebro es como una súper computadora capaz de solucionar cualquier problema. Al igual que una computadora, si no la cuidas se llena de basura y viruses (creencias limitantes, ideas absurdas).

El propósito de este ejercicio es darle a tu mente una visión clara y positiva para que trabaje a tu favor. Esto despierta tanto tu creatividad como la motivación que te llevará a actuar.

Olvídate de las resoluciones y enfócate en revolucionar tu futuro. Limpia tu vida de todas esas malas influencias. Crea sentido de urgencia en lo que importa. Entierra el drama del pasado. Prepárate para tu nueva vida.

Juancho

¡Solo Empieza!

 

Stairway to success

“Si estuvieses 100% seguro de que vas a lograr lo quieres, ¿por donde empezarías?

No vengo a tratar de “motivarte” o a venderte sueños. No es mi estilo. Vengo a decirte lo qué hay. Y lo “qué hay” es que salir del hoyo y lograr tus sueños es un proceso largo y trabajoso. Quizás lo más difícil que hayas hecho. Así que si buscas soluciones instantáneas, te recomiendo que te leas otro artículo.

Hay un componente bien importante que determina tus resultados: tu habilidad de tomar acción. Sin embargo, muchos se estancan porque no saben por dónde empezar.

Mi intención con este artículo es iluminarte para que finalmente comiences tu jornada. Ahora, si tomas acción o no, es cosa tuya. Así que si esperabas una señal, esta es.

Como me gusta ser directo, déjame adelantarte lo que te puedes encontrar cuando comienzas a moverte hacia tus metas:

Hay mil riesgos envueltos. No hay garantías. Tendrás miedo el 90% del tiempo. Dudarás de tus habilidades o capacidades. Puede que tardes semanas, meses o años en ver los resultados que esperas. Confrontarás años de malos hábitos y creencias absurdas. En ocasiones te sentirás solo. Dormirás poco y saldrás menos con tus amigos. ¿Pero sabes que? Esto es un sacrificio diminuto comparado con lo que te espera al otro lado de tus obstáculos. Solo tienes que empezar desde donde estes con lo que tengas a la mano.

Toma la vida por los cuernos

La vida no solo ocurre; ustedes ocurren juntos. Y lo que hagas o no hagas tendrá un efecto directo en tu entorno.

Digamos que quieres escribir tu primer libro. Puedes comenzar buscando textos o algún mentor que te ayude a organizarlo. Quizás puedes escribir un capítulo por semana. A lo mejor es que necesitas investigar más sobre el tema. Lo mismo sería para aprender un instrumento o cambiar de trabajo. Si no investigas los requisitos te sentirás perdido. Recuerda que la rueda la inventaron. Busca una guía y síguela en lo que encuentras tu camino.

“El que busca encuentra…”

Implementa tu idea, no la dejes en tu cabeza. Toma acción. Busca mentores. Pregunta. Práctica. Comete errores y aprende de ellos. Intenta cosas nuevas. Investiga los requisitos que necesitas. Toca puertas, ventanas, paredes. Crea un plan sencillo y comprométete a seguirlo día tras día haciendo ajustes en el proceso.

Todo paso que tomes en la dirección de tus sueños es un paso valido e importante.

¿Que esperas? ¡Muévete!

Juancho

Los 4 Miedos 


Se dice que todos nacemos temiendo dos cosas: miedo a caerse y miedo a ruidos fuertes. Lo demás lo aprendimos de nuestro medio ambiente.

El miedo a la arañas, a las alturas, a las suegras, a los ascensores, a Bill Cosby, a los lunes por la mañana, a los malditos gatos, a ese tío que insiste en abrazarte sudado, etc… Todos son comportamientos aprendidos, sea por sucesos personales o por experiencias ajenas.

Ahora, en cuanto a nuestro crecimiento personal, hay 4 miedos universales que tienden a estancarnos.

1- Miedo al Cambio 

El cambio no solo es necesario; es inevitable. ¿Te imaginas si todo se quedará igual? El mismo trabajo. El mismo salario. La misma tarea. La misma posición (tema lo dejo a tu imaginación). El mismo conocimiento. No se tu, pero yo me volvería loco.
Hasta la naturaleza está diseñada para evolucionar. Solo mira una semilla de girasol. Si la siembras, crece. Si no, se pudre y muere. Lo mismo lo puedes aplicar a tu vida – o te adaptas y creces o te quedas y mueres.
2- Miedo al Fracaso

¿Quieres saber quiénes no le temen al fracasó? Los que nunca intentan nada nuevo. Fuera de eso, este es un miedo que nunca se va, no importa quien seas o en que nivel estés. Lo bueno es que lo puedes usar para tu beneficio.
Por ejemplo, el miedo al fracasó te puede llevar a ser el mejor en tu área. ¿Por qué? Porque te obliga a dar el máximo para cometer los menos errores posibles. Por ende, te mueve hacia la excelencia.
Eso no quiere decir que nunca vas a meter las patas. Pues claro que te vas a caer. Es más, yo tú me voy comprando rodilleras desde ahora. Lo importante es que te levantes, y que encuentres las lecciones dentro de tus fracasos.

3- Miedo a ser Criticado

Te reto a que encuentres algún monumento creado en honor a algún crítico. Dale, yo te espero…
Si la vida fuese un juego, podríamos asumir que el exitoso es el atleta y el crítico es el fanático que solo observa desde las gradas. Míralo de esa manera y jamás te afectará las opiniones negativas de los que no tienen los pantalones para salir a jugar.
Siéntete orgulloso cuando alguien trate de derrumbarte. Si los estás irritando, definitivamente estás haciendo algo bien. Tu trabajo es ser tú y lograr tus metas. Fuera de eso, que le lleven sus críticas a su abuela.

4- Miedo al Éxito

¿Que, queeeeeeeeeeeee? ¿Miedo al Éxito? ¿Yo? Creo que Juancho se está automedicando.
Así es compatriota. Temerle al Éxito te mantiene chiquitito porque te enfoca en lo que pierdes en vez de lo que ganas. En otras palabras, miedo al éxito no es otra cosa que una excusa para quedarnos donde estamos.
Pensamos que no lo merecemos. Que no podremos con las nuevas responsabilidades. Que nos transformaremos en esos pendejos comemierdas que tanto criticamos. Que perderemos libertades o que nuestros amigos se molestarán.

Esto (inhalo profundo) es absurdo!

El éxito no cambia a la gente: los amplifica. O sea que si eres un idiota, el éxito solo resaltará tu idiotez (¿?) Por el otro lado, cuando la gente buena crece, se beneficia todo el que le rodea.
Así que no le temas al futuro. Concéntrate en ser una mejor versión de ti y lo demás caerá en su sitio.

Juancho