Como Dejar de Sentirte como un Impostor

176B7B88-3BA5-45F1-9962-8DA8EE5F1CAA.jpegEl Síndrome del impostor, también conocido como “Impostorismo” es cuando nos sentimos falso, inferior, inadecuado o como un completo fracaso aunque exista evidencia de lo contrario. 

En otras palabras podrías ser el mejor en tu área y como quiera sentirte como mierda. O peor aún, vives perseguido por la idea de que en algún momento te señalarán como un impostor. Si esto te pasa a ti, déjame decirte que no estás solo. Mucha de la gente que admiras se levantan y se acuestan creyendo que no merecen su éxito.

A esto te tengo una Mala Noticia y una Buena. La mala es que esa sensación nunca se va por completo. La buena es que puedes usarlo a tu beneficio. 

Por ejemplo, la Astrofísica Dame Jocelyn la acreditaron con uno de los logros más importantes del siglo 20, el descubrimiento de los pulsares. Bastante impresionante en mi opinión.

Luego en una entrevista expresó algo que pocos esperaban. Ahí dijo que no puede creer como gente tan inteligente la escogieron a ella cuando no se considera ni brillante ni especial. Curiosamente añadió que no le extrañaría si algún día pasan por su casa a recoger los reconocimientos. Esto es Impostorismo en su máxima expresión. 

En mi caso este síndrome se manifiesta como una vocecita pendeja que constantemente me susurra….

  • ¿Quien tú te crees que eres para hacer esto?
  • ¿Quien te dijo que puedes ayudar a otros?
  • ¿A quien le importa lo que tienes que decir?
  • ¿Viste la porquería que hiciste?
  • ¿Por que mejor no haces otra cosa?

Bueno, quizás sea schizophrenia. No se, y con toda honestidad te digo que ni me importa. Lo digo porque antes dejaba que mis inseguridades me mantuvieran pequeño, pero ya no. Ahora las escucho y luego las mando al mismisimo carajo.

Dentro de mi locura controlada encontré qué hay varios factores que mantienen esta manera de pensar. Por ejemplo, el tratar de ser perfecto.

“Cuando Quieres que todo te salga Como Quieres y Cuando Quieres tiendes a Colocarte Metas Absurdamente Irreales.”

Esto te lleva a subestimar tus capacidades porque te juzgas por resultados prematuros. También nos cegamos ante los errores o contratiempos pensando que son obstáculos en vez de lecciones. 

Mira, la perfección no existe. Tu solo procura que cuando caigas lo hagas con estilo, de culo y mirando hacia adelante. 

Ser un “workaholic” o adicto al trabajo también puede ser una señal de este síndrome. Nos volvemos tan adictos a prepararnos tanto que podemos estar en la cima y nunca darnos cuenta. Entonces perdemos toda una vida tratando de alcanzar un objetivo o unos estándares imaginarios.

A mi me encanta trabajar en mi pasión, pero nunca dejo que ella me controle a mi.

Aqui unos Consejos Adicionales para Librarnos del Impostorismo:

  1. Usa esa sensación como Motivación para dar el Máximo.  
  2. Reconoce que la Perfección No Existe. 
  3. Remueve tu ego y recuerda que estás para SERVIR. 
  4. Toma Inventario de tus Éxitos. 
  5. Deja de Compararte con Otros. 
  6. Evalúa las Críticas desde otro Punto de Vista. 
  7. Atrévete a Ser Tu Mismo. 
  8. Ríete de tus Errores. 
  9. ¡Respira y Disfruta el Cabrón Proceso!

 

Juancho

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s