Miedo al Rechazo

Hace un tiempo escribí un blog titulado ‘Los 4 Miedos’. Si aún no lo has leído, te recomiendo que le des un vistazo y luego regreses. 

Bueno, tengo que confesarte que ese artículo lo hice pensando en mi – en mi continuo miedo al rechazo. Y tu dirás ‘miedo de que si a ti parece que no te importa nada’. Si, es cierto que algunas cosas me resbalan, pero en otras es solo de la boca para afuera.

Asi es.  Hasta yo tengo inseguridades y miedos. ¿Pero quien no? Yo creo que no existe persona en la tierra que dude de si mismo en uno que otro momento. Esto es lo que nos lleva a mejorar, siempre y cuando sepamos superarlo.

(Aquí es donde el Juancho se apodera de mi. Así que ponte cómodo que el azote no durará mucho)

Mira, hay gente que se cree que expresarse es bieeeeen fácil. Que debemos resaltar nuestras diferencias con seguridad. Que pararse frente a tus colegas y compartir ideas innovadoras o controversiales lo hace cualquiera. Que confesarle tu amor a esa chica que ves en la cafetería es sencillo. Que trabajar con criticas y obstáculos es como comerse un limber.

Para mi, la gente que dice eso tiene un nombre: idiotas.

‘Claro, expresarte frente tus amigos es fácil. Jugar al lider en tu grupito de seguidores no requiere de mucho, Pero inténtalo frente a alguien que te pueda refutar y luego me cuentas lo fácil que es.’

A mi no me interesa que te quedes dentro de tu círculo social. Mi interés es ayudarte a que salga ese verdadero Tú, sin dejarte limitar por las opiniones ajenas.

Apunta:

“Nadie te define ni te limita excepto tú.”  (Aún repito esta frase como un mantra. Te recomiendo que hagas lo mismo.).

No se si eres compositor o un futuro empresario. Para lograr tus sueños necesitas tener la determinación y el valor de intentarlo. Y cuando digo la palabra valor me refiero a actuar a pesar del miedo. Siempre habrán personas que estén en desacuerdo con lo que hagas. ¿Y que? ¿Por que mejor no te enfocas en los que si se identifican contigo?

Hay muchos mecanismos para superar el miedo al rechazo. Por ejemplo:

Juancho es mi otro yo. Mi “alter ego”. Mi escudo. Es el que me permite decir lo que quiero decir. Con el me siento cómodo. Más seguro. Más atrevido. Por el otro lado, Juan Santiago es analítico. Tranquilo. Extrovertido. Mas ‘nerd’.

Es este equipo el que me ayuda a balancear lo que hago sin perder de vista quien soy y por qué hago lo que hago. Muchos artistas lo hacen; adoptan una personalidad secreta que les permite exagerar sus cualidades para expresarse libremente. Lo mismo lo puedes hacer tú….

Imagínate siendo alguien diferente. Siendo carismático. Atrevido. Seguro o segura. Imagínate qué allá afuera hay personas esperando por tus talentos y por tu sabiduría. Crea otra personalidad. Póntela como un disfraz o armadura. Vive en ella. Hasta puedes usar un seudónimo. (Así nadie se tiene que enterar que David el de finanzas es también ‘Fabio’ el misterioso novelista tántrico.)

Exprésate. Prueba tus ideas. Bueno o malo nunca tomes los comentarios a pecho. Escúchalos y usa lo que te ayude. Recuerda que mientras más alto quieras llegar, más expuesto estarás. Ponte tu armadura y enfrenta a los dragones. Tu puedes con eso y más.

Juancho

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s