Conviértete en el Gladiador de tus Miedos

Gladiator fighting with a tiger

Constantemente me encuentro con gente que darían lo que fuese por perderle el miedo a sus problemas. Personas capaces e inteligentes que en ocasiones caen victimas de sus propias emociones.

La buena noticia es que TODOS tenemos el poder para superar nuestros obstáculos, especialmente cuando cargamos con miedos e inseguridades que no nos sirven.

¿Quieres saber cómo?

Pues demos un viajecito por el pasado. ¿Listo?

Para el tiempo de los romanos existían coliseos donde unos guerreros llamados gladiadores entretenían a su público peleando contra animales salvajes o contra otros combatientes. A diferencia de otros deportes, aquí el ganador o el perdedor se determinaban según quien vivía y quien moría.

Día a día peleaban contra diferentes adversarios sin saber si saldrían con una corona o con su cabeza en una caja.

¿Te imaginas la mentalidad que uno debe desarrollar para confrontar algo asi?

Aunque dudo que entres en un duelo de espadas con tu vecino, te aseguro que muchas de tus metas requieren que te conviertas en ese gladiador capaz de superar “lo que sea” hasta lograr su victoria.

Descubre tu valentía usando estas 4 estrategias:

1-Busca Evidencia de tus Triunfos

Piensalo… si miras hacia atrás encontrarás mil historias donde superaste algún problema, situación o limitación. Recuérdalas.  Estoy seguro que has cazado bastantes dragones en tu pasado. Revíve esos momentos de gloria hasta que sientas esa mismo sentido de satisfacción. Y luego usa este estado para reforzar tus intenciones.

2- No mires hacia atrás

Grábate bien esto porque es una receta, no un consejo:

Olvídate del plan B, plan C o plan D. Es más, borra el resto del abecedario. A menos que tus estrategias o ideas tengan que ver con tu “plan A”, olvídalo. 

Parece extremo pero un ave no aprende a volar contemplando el suelo. Quema ese puente que te mantiene regresando a tu área “segura” y muévete hacia adelante como si tu vida dependiera de eso.  Enfócate en el objetivo y descarta de las distracciones.

3- Identifica tu “por qué”

Todo gladiador (incluyendo los que eran esclavos o prisioneros) tenía un motivo para arriesgar su vida. Algunos lo hacían para obtener cierto estatus social, muchos luchaban por su libertad y otros para enviarle dinero a sus familias. Su sentido de propósito era lo que los llenaba de valor durante estos momentos tan difíciles .

Sé cómo ellos  e identifica un propósito que te motive a dar el todo, especialmente cuando pienses que no puedes. Piensa en tus hijos, en tu familia, en tu esposo o tu esposa, en tu comunidad, en tu corporación, en tu nación o en tus estudiantes.

4- Asume la postura de un Guerrero

¿Sabes qué? Tú no necesitas armaduras o músculos para proyectar poder. Solo necesitas asumir una postura (una actitud) que lo comunique. Como un actor debes entrar en ese personaje que represente las cualidades que quieres proyectar en los demás

Ajusta tu postura ante cualquier situación. Da pasos firmes. Mantén control de tus manos y de tu tono de voz mientras te expresas. Saluda con firmeza, mira a los ojos, y siempre da una sonrisa sincera que diga, “!Aquí llegue yo!”.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s